Pablo Alzate reanimará las raíces del blues con nueva canción

Colombia cuenta actualmente con varios representantes del blues como Carlos Elliot Jr., Santiago Monsalve, Vulgarxito o Carlos Reyes, verdaderos enamorados y creyentes en la importancia de las raíces del rock e, incluso, de muchos géneros musicales existentes en el siglo XXI. Sin embargo, uno de ellos se ha ganado, o más bien, lo reconocen más por su remoquete que por su nombre de pila: Blues Boy.

Este personaje es Pablo Alzate, quien hace honor a su apodo por poner al servicio del blues, su voz ronca y grave, acompañada de su inseparable guitarra, que aprendió a tocar con quien ha sido uno de sus más importantes guías musicales, Byron Sánchez.

“Yo diría que empecé tarde en la música; con Byron aprendí mucho y aparte de eso, mis padres también me inyectaron algo de ella. Siempre he sido apasionado por la música y el canto, y el blues me llegó muy fácil porque me identificaba mucho con esa sensación de estar mal, pero de querer estar bien al mismo tiempo”, cuenta Pablo, quien finalmente materializó sus deseos de hacer blues al regresar de Inglaterra, donde estuvo entre los años 2009 y 2010, y cuya estadía, si bien influyó, como él lo dice “fuera en Inglaterra o acá, siempre habría elegido el blues”.

A pesar del corto tiempo que lleva apostándole a las raíces negras, ya ha logrado darle un aliento más de resurrección a este y otros géneros hermanos, con dos EP: ‘The Blues won’t leave me’ (lanzado en 2010, con su proyecto inicial conocido como ‘BluesBoy Trio’, que finalizó alrededor del año 2013) y ‘If you don’t know, now you know’ (2014). Próximamente, dará a luz a la primera canción del que será su tercera placa discográfica, ambas con el mismo nombre, ‘Souls on fire’, que a su vez incluirá el lanzamiento del videoclip que la acompañará, del que ya hay un abrebocas en sus redes sociales. Al respecto, Pablo adelanta algunos detalles:

“Será una propuesta muy ecléctica; ‘Souls on fire’ se acerca a géneros como el R&B y el soul, y tanto en el EP como en la canción, haré cosas muy digeribles, no por ser comerciales, sino para llegar a un público mayor. A veces hay que ser como uno y no tratar de copiar lo que han hecho todos, más porque el blues siempre ha existido y seguirá existiendo, pero tratando de aportarle mucha originalidad a este proyecto, al de Pablo Alzate como solista”.

En cuanto a lo técnico del disco ‘Souls on Fire’, Pablo cuenta lo siguiente: “yo fui el que hice toda la producción y los arreglos de las canciones, con la ayuda del ingeniero de sonido, Daniel Marín; en la canción ‘Souls on fire’, contamos con Leo Guzmán, un excelente guitarrista de Bogotá. En este álbum, creo que se van a encontrar con un producto más maduro desde la producción, más pensado desde la variedad, donde cada canción es una historia diferente a la otra. No todo será blues, también habrá toquecitos de funk, reggae, sonidos crudos…”

Paralelo a su propuesta como solista, Pablo también avanza en proyectos como ‘One Take’, de la mano de Carlos Valencia ‘El Gato’, quien además se encarga de su componente audiovisual, y en el que pretenden “hacer varios live sessions de artistas de la ciudad, a una sola toma, muy crudo pero muy real, sin tiempo para corregir un error. Miles Davis decía que cuando usted se encuentre con una nota equivocada y la toque, quédese ahí pegado de esa nota lo más que quiera, hasta que le suene bien; es decir, lo importante no es qué tan afinado toques, sino la intención”.

Y el lado suave de la música también une a Pablo y a ‘El Gato’, a través de Soul Brothers, como un llamado a desconectarse cada miércoles, en el bar Bonhomía, con el soul, el surf y sonidos afines, que inviten a la calma y la desconexión con la rutina, tal como pasaba con el blues y las comunidades afro estadounidenses en su época de apogeo.

Así, de bar en bar, viviendo el espíritu bohemio del blues, se la pasa Pablo a cuanta ciudad pueda visitar; eso sí, sin dejar de reconocer que sonidos tan autóctonos como  una cumbia y el uso de un español tan colombiano como él, siempre pueden y deben conjugarse en el blues hecho aquí, permitiendo que dos ritmos provenientes de lugares diferentes, pero de una misma raza, lleguen a una ciudad tan dicharachera como Santa Marta, y de igual manera penetre los fríos corazones de Bogotá.

Sí, en esas ciudades, Pablo Alzate ya mostró su música y volverá, por lo menos a la capital, en abril próximo… ¿Y a Santa Marta y otros municipios? Seguramente. Pero para que pueda estar enterado de todas sus presentaciones y, por supuesto, de su canción y videoclip que está a punto de nacer, sígalo en sus redes sociales: en Facebook, como Pablo Music; en Youtube, como Pablo BluesBoy; y en Instagram como @palzatem. Aquí, un adelanto de ‘Souls on fire’:


Somos una plataforma de convergencia comunicacional y gestión musical independiente enfocada en artistas de Medellín, Colombia e Hispanoamérica.

© HagalaU ¡No pase de lago!