Orianna: “canciones desnudas y artesanales”

Por: Daniel Naranjo

Una joven mujer se abre paso en la escena musical independiente de Medellín. Con su concepto de “canciones desnudas y artesanales”, Orianna Aristizábal, más conocida en la escena simplemente como ‘Orianna’, quiere plasmar su lado más íntimo con su propuesta lírica y sonora.

Todo empieza desde el momento en que sus padres, reconocidos médicos de Concordia, municipio del suroeste antioqueño, deciden llamarla Orianna, en honor a la escritora italiana Orianna Falacci, a quien admiraban mucho. Pues Orianna, la paisa, sabiendo la historia de su nombre, se lo toma muy en serio y comienza a escribir, no sólo en prosa, sino también en versos, imitando modelos de otros autores y sus canciones. “Empecé a escribir música y a verme como cantautora desde muy chiquitica, desde que tenía 10 años, empezaba a escribir y me lo tomaba muy en serio, trataba de imitar lo que escuchaba, con esos mismos modelos que identificaba: estrofa-coro-estrofa-coro-puente, incluso el lenguaje de esas canciones que escuchaba”.

Para ella, fue una bendición crecer en Concordia, pues allá, desde pequeña, estuvo rodeada del ámbito musical, lo que la llevaría años después, en el 2008, a darle forma a su proyecto como solista. “Estuve rodeada de la Corporación Escuela de Música, ellos prácticamente me criaron. Toqué clarinete, bandola, tiple, cantaba, estaba en cuanta cosa había y tenía esa oportunidad por estar en Concordia, no sé si en la ciudad hubiese sido al mismo tiempo, dedicándome a todas esas cosas”.

Tiempo después de regresar a Medellín, luego de terminar su bachillerato y sus estudios universitarios, en el año 2008, Orianna decide saltar al mundo de la música valiéndose por sí misma, donde su única compañía sería, por un tiempo, el piano. “Como proyecto musical, empezó cuando comienzo mis estudios de piano y decido que mi proyecto va a ser autosuficiente musicalmente, o sea, poderme acompañar con mi piano, a pesar de que involucre otros músicos en algunos conciertos, pero ser capaz de decir ‘mi piano y yo’, es como el pilar”, recuerda Orianna.

De este ensamble sonoro, nace lo que Orianna denomina “canciones desnudas y artesanales”, que en sus palabras, no es más que “un piano y una voz; lo desnuda, significa que no tienen nada encima, nada las está cubriendo, no hay efectos en la voz, no hay otros instrumentos tapando lo que está haciendo el piano, es tal cual nace, y en muchas ocasiones, con muchos errores, porque las canciones nacen así, incluso ese concepto inicia hace seis años, más o menos, y las canciones han ido cambiando, una canción ha mutado varias veces, hasta que yo digo ‘ahora sí está preparada’”.

De hecho, algunas canciones suyas, las cuales ella misma dice que evocan a lo femenino y la libertad, han tenido un proceso tan largo como su carrera musical. “Tengo una canción que se llama ‘Simplemente mío’, que fue con la que presenté la audición a la Débora Arango, hace mucho tiempo; es una canción muy sencillita que tocaba en la guitarra, recuerdo que tenía cuatro acordes y, por alguna razón, me gustaba mucho tocarla, la retomé y en el último concierto que hice el año pasado, la toqué; le he hecho varias versiones”.

Sus líricas están inmersas en un viaje interior, en un sentimiento existencialista y poético de lo que hay en este mundo físico y, también, de lo intangible que está ahí, en el aire o en la mente de esta mujer. “Soy muy existencialista cuando escribo, hay muchas que, últimamente, hablan de muerte, sobre las cosas que se van, sobre vivir este momento porque es muy efímero; hay otras que hablan, por ejemplo, de mi gatita, no específicamente de ella, sino de ese amor que uno siente por una mascota y esas ganas que uno tiene de que no le pase nada. También hay de amor, claro que las que hablan de este tema, se toma desde diferentes ángulos, hay algunas historias que les escribo a terceros, son historias de lejitos y las cuento; hay otras que sí son muy románticas, hay otras que hablan de lo que yo sé que no es posible, pero que quisiera que fuera así”.

De influencias musicales inspiradoras para su obra, puede mencionar artistas como Bjôrk, Keane, Alejandro Sanz y Adele; de esta, su tierra, especialmente de Concordia, el café es su inspiración y alrededor del cual todos sus sueños y recuerdos se materializan. “Es lo máximo, porque es una tierra cafetera 100% y yo crecí jugando en la secadora de café, era mi casita de muñecas; yo tomo café todo el día, ese aroma me gusta mucho y me recuerda esa época”.

Su música y sus líricas van tan de la mano del café, que los lugares conocidos como ‘cafés’ han sido su guarida para la presentación de su obra artística, por ser lugares que Orianna reconoce que aportan a su música y a los que ella también puede aportar sin chocar con el gusto musical de las personas que los frecuentan. “mi primer concierto fue en Arte Vivo, incluso cuando eso, apenas estaba estudiando piano y fue un concierto funk, eso fue en el 2008; después estuve en Envigado, en varios lugares: en La Venta de Dulcinea, en Otraparte, en la Débora Arango que fue donde estudié y toqué varias veces; en el Café Vallejo también he tocado, hace poquito también estuve en un lugarcito de Caldas muy hermoso, que se llama Rituales, que ese sí es un lugar de barismo, hacen café y huele a café, está lleno de cuadros y arte por todas partes, precioso, un buen recuerdo”.

"Hasta ahora, cuenta con alrededor de 18 canciones, entre ellas están las que conforman su primera producción sólida y representativa de su trabajo como solista, “Canciones Desnudas y Artesanales”, una sesión en vivo de doce canciones, grabada en la Universidad de Medellín. Lo más reciente de Orianna, han sido las canciones ‘Piensa en mí’ y ‘Tonto’, grabadas y producidas por el también conocido músico de la ciudad, Rúa, y por la Casa Discográfica Mic, respectivamente, y que harán parte de su nuevo trabajo discográfico llamado Universo Cromático".

“Trabajar con Rúa ha sido muy chévere, porque empezamos a descomponer una canción; yo quería grabar una canción y la convertimos en otra, en este momento son dos canciones diferentes, es la que yo tenía antes y salió otra más, incluso la temática es distinta, yo no sé por qué, fue una cosa donde terminamos haciendo otra que nos gustó mucho a los dos, él le aportó mucho a mi canción. Es muy profesional, me encantó trabajar con él, tuvimos muy buena química al momento de grabar, me sentí muy bien haciendo lo que sé hacer, me dio esa confianza y eso es lo que me parece más importante”, cuenta Orianna sobre su experiencia de grabación con Rúa, la cual sigue en proceso y pueden escuchar sus canciones en sus cuentas de SoundCloud y Youtube, donde la encuentran como Música Orianna, al igual que en Twitter, o simplemente, como su nombre artístico (y personal), Orianna.

Mientras que sus letras, no sólo de sus canciones, sino también otros pensamientos, pueden leerlas en su blog ‘Palabras desnudas y artesanales’, “donde estoy constantemente escribiendo canciones o sobre mi visión del mundo que, de alguna manera, es como el sustrato filosófico de todo lo que escribo; alguien me decía ‘en el blog, vos decís algo como que la vida es una mierda, pero yo soy más fuerte’, yo nunca lo hubiera dicho, pero me pareció bacana esa apreciación, eso es mi blog”.

Imágenes cortesía de Orianna.

Saludo Orianna para HagalaU en sus 15 años:

Escuchen la música de Orianna: 

{source}
<iframe width="100%" height="450" scrolling="no" frameborder="no" src="https://w.soundcloud.com/player/?url=https%3A//api.soundcloud.com/playlists/60484123&amp;auto_play=false&amp;hide_related=false&amp;show_comments=true&amp;show_user=true&amp;show_reposts=false&amp;visual=true"></iframe>
{/source}


Somos una plataforma de convergencia comunicacional y gestión musical independiente enfocada en artistas de Medellín, Colombia e Hispanoamérica.

© HagalaU ¡No pase de lago!